Comunuicado sobre los bebés prematuros muertos en el Hospital del Valle Hebrón (Barcelona) y el Hospital Dr Josep Trueta (Girona)

Fecha: 07-05-2019 - Categoría: Salud

Comunicado de la CUS - Coordinadora de Usuarios de la Sanidad en relación a los bebés prematuros muertos y los afectados por la bacteria Klebsiella en el Hospital del Valle de Hebrón de Barcelona y el Hospital Doctor Josep Trueta de Girona.

La CUS - Coordinadora de Usuarios de la Sanidad. Salud, Consumo y Alimentación lamenta tener que hacer este comunicado referente a la trascendencia de la noticia de la muerte de 2 bebés prematuros afectados por una bacteria resistente. La acción de esta bacteria, Klebsiellapneumoniae, según fuentes del Servicio de Neonatología del Hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona, ​​se complicó con una inflamación intestinal de riesgo, conocida como enterocolitis. El caso obligó a aislar ocho bebés prematuros de los 45 ingresados ​​por presentar la bacteria en el organismo.

Los 2 bebés habían nacido entre las 24 y las 25 semanas de gestación y, por tanto, eran recién nacidos extremadamente prematuros. La 'Klebsiella' es una bacteria ambiental propio del ámbito hospitalario y de algunas áreas como los unidades de cuidados intensivos que favorecen el contagio de los pacientes ingresados ​​con un sistema inmunitario debilitado. Sin embargo, nos sorprende especialmente que en hospitales de tercer nivel donde se llevan a cabo intervenciones quirúrgicas de alto riesgo y con una estructura clínica de máximas garantías sucedan hechos como estos.


Aunque el centro hospitalario abrió una investigación - de la que aún no sabemos los resultados- ante el fallecimiento de los bebés para extremar las precauciones y evitar el contagio de los otros 45 prematuros ingresados, ocho de los cuales también presentaban dicha bacteria en el intestino pero no la infección que provocó la muerte de los 2 bebés, la CUS - Coordinadora de Usuarios de la Sanidad. Salud, Consumo y Alimentación quiere pedir que, en casos similares, se actúe de manera inmediata para detectar el origen de la infección y que a los bebés afectados y con un sistema inmunitario debilitado sean tratados en espacios totalmente asépticos y con un control clínico exhaustivo ya que de ello puede depender su supervivencia.

También pedimos que la información que es facilite a los padres esté permanentemente actualizada y se les dé todo el apoyo necesario ante situaciones tan graves como ésta.


Además tenemos que lamentar la noticia de la muerte de otro bebé prematuro nacido a las 24 semanas que ha muerto en el Hospital Doctor Josep Trueta de Girona afectado por la misma bacteria y la existencia de dos bebés más también afectados por la Klebsiella pero que no han enfermado.

Ante esta nueva situación insistimos en que deben extremarse las precauciones y medidas de control para reducir el riesgo de contagio y detectar precozmente los bebés portadores de la bacteria. Finalmente pedimos es dé la información necesaria a los familiares de los niños que están ingresados ​​y que se faciliten explicaciones públicas para aclarar los hechos y evitar que se puedan volver a reproducir.