FINANCIACIÓN CON ENTIDADES DE CRÉDITO: VOCABULARIO A TENER EN CUENTA

Fecha: 17-11-2011 - Categoría: Consumo

Entidad de crédito: Es la entidad con la que se contrato el crédito, ya sea hipotecario o personal. Lo son: Bancos, Cajas de Ahorro, entidades reguladas por RD 896/1997, entidades cooperativas de crédito y sociedades de crédito hipotecario.

Préstamo hipotecario: contrato entre entidad de crédito y un particular. La entidad de crédito presta hasta un 80% del valor de tasación de la vivienda y el particular se compromete a volver la cantidad estipulada más los intereses dentro de un plazo determinado.

T.A.E.: (Tasa Anual Equivalente). Es el coste efectivo anual del préstamo hipotecario en función del interés, las comisiones y el plazo de devolución del dinero.

Préstamo a interés fijo: se pacta un interés que será inalterable durante toda la duración del préstamo. El T.A.*E. también permanecerá fijo.

Préstamo a interés variable: el interés será fijo de 6 meses a un año aproximadamente y después se revisa en función de la variación del índice de referencia publicado mensualmente en el BOE. En este tipo de préstamo nunca se puede saber el que se pagará en el siguiente periodo.

Préstamo a interés mixto: combina un periodo de interés fijo y otro de variable.

Préstamo de cuota fija: el tipo de interés es variable, pero la cuota es fija. Esto implica una variación en el plazo de devolución del préstamo.

Préstamo cualificado: lo dan las entidades financieras que tienen un convenio con la Administración e implica que el tipo de interés está por debajo del que fija el mercado. Es fijado anualmente por ley.

Interés de demora: es el que se aplica al deudor que incumple el pago. Su importe tiene que aparecer en el contrato.

Plazo de Amortización: es el periodo de duración del préstamo para su total devolución. Cuando mayor sea el tiempo de devolución, menores son las cuotas a pagar pero con mayores intereses. Se recomienda que la cuota mensual de un préstamo no supere el 35%-40% de los ingresos limpios.

Amortización anticipada: Posibilidad de devolver el préstamo antes del tiempo pactado. Esta posibilidad tiene que constar en el contrato.

Aval: persona que firma un crédito para responder al pago en caso de que no lo haga el titular.

Cancelación: liquidación de la deuda una vez se haya vuelto el préstamo y los intereses.

Comisiones: son los gastos que cobra la entidad de crédito para realizar servicios a los clientes. Tienen que estar recogidos a la hoja informativa y a la escritura pública del préstamo.

Comisión por apertura: gastos de estudio del crédito, concesión, tramitación y otros gastos de gestión que le cuesta a la entidad financiera.

Comisión de cancelación: es la que se cobra una vez se paga la totalidad de la deuda más los intereses.

Cuota: incluye parte del capital prestado y parte de los intereses. Puede ser constante, creciente o decreciente.

Novación o modificación del préstamo: renegociación del préstamo con la entidad financiera con el fin de bajar el tipo de interés o cambiar el índice de referencia.

Subrogación: cambio del préstamo hipotecario a otra entidad financiera o a una tercera persona. Si se hace en otra entidad financiera, se tienen que conservar las condiciones de la hipoteca inicial, menos los nuevos tipos de interés. También se tiene que pagar la comisión de cancelación del préstamo. Si se compra una vivienda ya hipotecada, la subrogación supone que el comprador se hace cargo del préstamo con la misma entidad y las mismas condiciones.

Embargar: retener bienes para garantizar el pago de una deuda. Los ejecuta la autoridad competente.